Niebla en la Mezquita

Ayer fue un raro día. Pocas veces la ciudad se cubre de niebla vespertina, pero ayer una espesa niebla cubrió todas las callejas de la ciudad dándole un bello aspecto londinense. Un vaho que cubrió por un rato los desperfectos de la ciudad, el mar de cables de las fachadas, los horribles letrerones de la judería y todo aquello que afea la ciudad a quienes tienen la sensibilidad de ver lo que detrás de ellos esconde.

Salí a pasear entre la niebla y me dirigí al río, rodeé la Mezquita y crucé el puente. Llevé la cámara pues sabía que era una oportunidad de tomar algunas vistas insólitas de la ciudad. Me encontré con gente que había tenido la misma idea que yo, y que intentaba con su cámara captar este momento tan impresionista de la ciudad. Fue un placer, la niebla de Córdoba me abrigaba.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *