El edificio de Abderraman I (169/785-786).

Las cuestiones técnicas en la construcción de la Mezquita original de Abderramán I siguen siendo motivo de estudio y discusión. Diferentes opiniones sobre su planta, las arquerias y el mihrab se enfrentan, alegando unas que el templo original de la Basilica de san Vicente pervivió en estas once naves primitivas, incidiendo otras en que ese templo fué derribado, construyendo uno nuevo en el periodo de 785-786, un año.

Tambien existen dudas de los elementos y la geometria que usó el alarife en esta construcción, que dió origen al revolucionario sistema arquitectonico que permite elevarse el techo sobre un bosque de columnas unidas por la doble arcada en medio punto y herradura.

Este interesante trabajo de Antonio Fernández Puertas de la Universidad de Granada nos aporta algunas posibles soluciones:

“La planta de la mezquita del siglo era un cuadrado dividido en dos áreas rectangulares iguales, el patio y el oratorio. El alarife dividió este último en dos cuadrados y tomó los lados opuestos de cada uno a E. y O. como radios y, al entrecruzarlos, consiguió el ancho de la nave central. Distribuyó en cinco partes iguales el área restante de cada cuadrado y obtuvo el ancho de las naves laterales. Para hallar la ubicación de las columnas pudo utilizar dos sistemas, o una cuadrícula rectangular o una retícula romboidal. Conocidos los centros de los ejes de las columnas, trazó el alzado de las arquerías y armadura mediante escuadra
(=√2), cartabón (=√4) y escuadra menor. El muro de la qibla era corrido en las 11 naves y albergó el nicho del mihrab”.
Leer texto completo.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *