La vegetación y el agua en el Patio de los Naranjos

vegatacion

La vegetación

El llamado de la Mezquita Aljama de Córdoba está considerado el jardín vivo más antiguo de Europa, y según citan algunas fuentes, la presencia de árboles y zona ajardinada puede tener su origen en el propio patio cordobés. Es el cronista cordobés del siglo XI Ibn Hayyan quien nos dice que fue el imán de origen sirio Sa´sa´ah ibn Sallam  que vivió a finales del siglo VIII quien defendió la necesidad de crear una estructura ajardinada en contra de la opinión de otros alfaquíes. Acarreaba esto otra polémica, la de quien debería recoger sus frutos, si el almuédano o por contra todos los fieles tenían ese derecho ya que era Dios quien los proporcionaba.

Cuando los cristianos conquistaron la ciudad ya nos citan las crónicas la existencia de palmeras en su interior, aunque probablemente, ya en el siglo X, después de la ampliación de Abd al-Rahman III hubiera plantados naranjos y limoneros. Aunque teniendo en cuenta que el patio se utilizaba como lugar de oración en días de mucha afluencia de fieles, seguramente el número de árboles fuese mucho menor.

Hay quien los relaciona con diversas citas del Corán donde habla del jardín como refugio:

Ya le había visto [a Gabriel] descender en otra ocasión,
junto al azufaifo del confín,
junto al cual se encuentra el jardín de la Morada [el Paraíso]
cuando el azufaifo estaba cubierto por aquello.

O el jardín donde morarán los que reciban la recompensa del paraíso una vez dejen el mundo terrenal:

¡No temáis ni estéis tristes!
¡Regocijaos, más bien, por el Jardín que se os había prometido!

A partir de la llegada de los cristianos al recinto se plantan regularmente diversas especies como naranjos, palmeras, cipreses, cinamomos o granados. Lo que está claro es que a partir de 1495 según nos cuenta el viajero alemán Jerónimo Münzer, los patios de las mezquitas andaluzas eran jardines donde la población podía disfrutar de su frescor en los cálidos días del verano, o como lugar de meditación y reposo. Actualmente tiene noventa y ocho naranjos plantados en hileras que fueron plantados aproximadamente a finales del siglo XVIII, diez palmeras y cipreses colocados arbitrariamente y algún olivo.

fuente-del-olivo

En el patio de los naranjos de la Mezquita Aljama de Córdoba había en tiempos de Al-haken II  “distintas fuentes por él distribuidas, cuatro de ellas soberbias, con magníficas pilas de mármol, de una pieza, traídas de lejos en carros tirados por 70 bueyes”. “De estas fuentes (al-midhas) dos eran para los hombres y dos para las mujeres; éstas debían ser las más próximas al makasir, ó lugar destinado á ellas durante la oración, o sean las naves más extremas; Almanzor aumentó su número con otras cuatro, una de ellas cobijada quizá por lujoso templete. Tres de las de Almanzor subsisten; las otras de Al-Haken han desaparecido”

En los alrededores se situaban numerosos baños públicos construidos ex profeso para realizar las abluciones en momentos de gran densidad geográfica. Hoy podemos disfrutar de uno integrado en el hotel Conquistador en la calle Magistral González Francés, construido por Almanzor en el año 999. Estos lugares se llamaban midá y constaban de baños, fuentes, pilas y letrinas. Estas se abastecían de agua procedente de la sierra de Córdoba que se traían por canalizaciones de piedra y plomo. A veces se usaron las antiguas canalizaciones romanas.

Almanzor, en la última ampliación de la Mezquita y su patio, construyó un nuevo gran aljibe subterráneo en su parte oriental que sustituía el que se destruyó en esta ampliación.

piletas-patioEn estos momentos el recinto está dividido en tres partes, cada una con una fuente. La del centro es una fuente barroca denominada de Santa María o del Caño del olivo, su construcción esta datada en 1741 . Es una monumental fuente cuyo estilo denota influencias arquitectónias de la época, como su pilón de forma rectangular, construido en piedra negra con cuatro artísticos pilares en sus ángulos y un caño en cada uno. Uno de estos caños es popularmente conocido como Caño del Olivo por el ejemplar casi milenario de este árbol que tiene junto a él y que ha sido fuente de inspiración para leyendas y coplas populares y de un fragmento literario en prosa de las “Horas en Córdoba” de Azorín. “He llegado a la Catedral. He traspuesto la puerta y he entrado en el Patio de los Naranjos. Cuatro o seis mendigos toman el sol. El patio es ancho, empedrado de guijarros; se extienden naranjos en filas; la alta y recia torre se yergue a un lado. Sólo algunos viajeros cruzan a esta hora el patio y se dirigen hacia la Catedral. El mismo silencio de la ciudad se goza aquí en este recinto. Una fuente deja caer un hilo de agua. Cada media hora una moza con un cántaro aparece y lo llena en la fuente; el agua hace un son ronco y precipitado al caer en el cántaro. La moza espera inmóvil junto a la fuente. Pían y saltan unos gorriones en los naranjos…” Según otra leyenda, las solteras que deseaban un pronto casamiento debían acudir a beber de ese caño para ver sus ilusiones realizadas. Esta fuente está acompañada por tres surtidores de estilo mudéjar.

Además de estas fuentes, hay otra, más pequeña pero también barroca, construida en el año 1.752, llamada fuente del Cinamomo, pues en otro tiempo había plantado en su cercanía un árbol de dicha especie, que fue construida por Tomás Jerónimo de Pedraja en 1726

Entre los naranjos podemos apreciar en el suelo las atarjeas o canalizaciones que por las que corre el agua, que están destinadas al riego de los mismos y le añaden simetría.

Fuente-del-Cinamomo

Fuente del Cinamomo, Patio de los Naranjos

De las fuentes del exterior, tenemos constancia en 1241 de la que hay en la puerta de Santa Catalina o fuente del mocosillo, que abandona la antigua red de abastecimiento donada por Fernando III y entra en la red actual en 1961. De la del caño gordo o fuente redondilla situada en el exterior en su muro oriental existen referencias desde el año 1265.El patio de los naranjos.

Be Sociable, Share!

2 comments for “La vegetación y el agua en el Patio de los Naranjos

  1. Luis Calvo
    17/02/2010 at 18:33

    ESTEBAN, EL CINAMOMO es el árbol del que proviene la canela. Se podría averiguar si este cinamomo que da nombre a la fuente es el mismo que produce las ramas de canela.

    Hay varios tipos de canelas. Todas se obtienen de la corteza de árboles de la familia Lauráceas. Las más conocidas son Cinnamomum zeylanicum (Canela de Ceilán) y C. aromaticum (Canela de China). La canela, llamada “incienso de la cocina”, se emplea en rama o en polvo, para condimentar guisos de paladar dulce. Su uso principal es para postres, pasteles y jarabes o bebidas. Es uno de los más aromáticos.

    Alcanfor: Es pariente del anterior, procedente del Cinnamomum camphora, de cuya madera se obtiene por sublimación el alcanfor. De la corteza se obtiene la canela alcanforada. Su uso ha sido sobre todo medicinal para el tratamiento de dolores externos como el reumatismo y traumatismos musculares.

  2. Esteban Ruiz
    18/02/2010 at 07:14

    Lo miraré Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *