El museo pictórico y escala óptica


, nacido en Bujalance, cerca de Córdoba, en 1653, era pintor bastante mediocre y poco conocido y estimado hoy día. Disfrutó de la influencia de Valdés Leal y de Alfaro, y después de establecerse en Madrid, donde más tarde llegó a ser pintor de corte, conoció a Carreño y a Coello. Se puede decir que con Palomino termina la llamada escuela de Madrid. Pero a Palomino se le recuerda como autor de una obra muy erudita y seria: su “Museo pictórico y escala óptica“. Antonio Palomino es también el autor de los grandes cuadros que decoran el retablo de mármol de la catedral de Córdoba.

ARGUMENTO DE ESTE LIBRO.
La quarta operación, o acto intelectual, que practicamos en la investigación de la sciencia, es poner medios para adquirir lo que con instancia se ha deseado. A este acto intelectivo llamaron los antiguos Melpómene, quarta de las nueve musas, cuyo oficio es cultivar lo que se ha plantado. Y así habiendo impuesto a el aficionado en el tomo antecedente, en la inteligencia de la constitución y naturaleza del arte de la , según sus teóricos y scientíficos fundamentos, que son las raíces y semillas de este delicioso vergel, siguese ahora el ingreso a la Práctica en este libro, donde comenzaremos a instruirle en los rudimentos con que debe cultivar este ameno jardín, y ocupar la primera grada de esta escala óptica, para ascender a la eminencia de tan suntuoso alcázar, que asentado sobre tan seguros y firmes fundamentos, se mira incontrastable a los embates del tiempo y accidentes de la fortuna: para lo cual contribuirá benigna la docta Melpómene, asegurando con la melodía de su acento la esperanza del fruto que promete la cultura de este apacible vergel: bien que melancólico y adusto en los principios, hasta que le fecunde el suave rocío de los bien observados preceptos, y comience á brotar la variedad hermosa de sus fragrantes flores.

tratado-palomino

Portadilla interior del libro, obra del autor.

EL MUSEO PICTÓRICO Y ESCALA ÓPTICA.

PRACTICA DE LA PINTURA, EN QUE SE TRATA

DEL MODO DE PINTAR Á EL OLIO,
TEMPLE, Y FRESCO, CON LA RESOLUCIÓN DE TODAS LAS DUDAS
QUE EN SU MANIPULACIÓN PUEDEN OCURRIR.

Y DE LA PERSPECTIVA COMÚN,
DE TECHOS , ÁNGULOS , TEATROS, Y MONUMENTOS

DE PERSPECTIVA , Y OTRAS COSAS MUY ESPECIALES , CON LA DIRECCIÓN

Y DOCUMENTOS PARA LAS IDEAS Ó ASUNTOS DE LAS OBRAS

DE QUE SE PONEN ALGUNOS EXEMPLARES.

POR DON ANTONIO PALOMINO DE CASTRO Y VELASCO.

TOMO SEGUNDO.

EN MADRID:

EN LA IMPRENTA DE SANCHA.
ANO DE MDCCXCVII.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *