El monograma de Pablo de Céspedes

El , antaño muy popular, es junto con la heráldica, las fuentes que parieron las actuales marcas que hoy lucimos hasta en las camisetas. Es un símbolo que se construía habitualmente con las iniciales de un nombre. Monogramas tenía en otra época hasta Cristo, era una marca personal utilizada habitualmente por artesanos y artistas. Quizás el monograma más popular de todos sea el de Alberto Durero.

También tenía su propio monograma. Buceando en libros antiguos me encontré este curioso párrafo que reproduzco.

Hé aquí el monograma de Céspedes, copiado del dibujo á la aguada que posee en París el entendido crítico de bellas artes M. Lefort.

pablo-de-cespedes

En una libreta conservada en el Archivo de la Catedral de Córdoba, donde constan los emolumentos que percibían los Racioneros, se halla muchas veces la firma de Pablo de Céspedes, pero incompleta. Casi siempre escribía antes de su apellido, trazado seguramente por el encargado de distribuir el estipendio, estas palabras: Pab. de, acompañándolas de la rúbrica. En una ocasión firmó Pablo Césps, pues no había espacio para más. Teniendo, como se ve, todos los elementos de la firma entera, la hemos reconstruido y aparece de este modo.

firma-cespedes

Fuente: PABLO DE CÉSPEDES
OBRA PREMIADA POR VOTO UNÁNIME EN EL CERTAMEN DE 1866.
ACADEMIA DE NOBLES ARTES DE SAN FERNANDO
Su Autor
D. Francisco M. Tubino

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *