Averroes (1126-1206)

AVERROES (Ibn Rushd), filósofo y médico, apellidado el Comentador porque fue el primero que tradujo a Aristóteles en árabe y lo comentó. Nació en Córdoba en el siglo 12 de una familia ilustre, y se hizo célebre tanto por su virtud como por su saber. Almanzor, rey de Marruecos le dio el empleo de juez de aquella ciudad y de toda la Mauritania, pero él hizo que ejerciesen la magistratura sus subdelegados por no salir de Córdoba. Acusáronle sus émulos a Almanzor de herejía en el mahometismo, y aquel príncipe convencido de ello le obligó a retractarse a la puerta de la mezquita, mandando que le escupiesen en el rostro todos cuantos entraran en aquel templo. Murió en el año 1206, siendo magistrado todavía.

Cultivó la poesía en su juventud, y aun hizo versos amorosas ; pero quemó todas sus composiciones cuando llegó á una edad avanzada. Denunciáronle un doctor hebreo de Córdoba, filósofo, médico y astrólogo, como un poeta lascivo, y le reprendió en público amenazándole con el castigo; pero habiendo sabido después que su prohibición no reprimía la musa del hebreo y que sus versos se recitaban públicamente en Córdoba, dejó de perseguirle diciendo: ¿ Cómo es posible que una mano tape mil bocas? Los historiadores de la filosofía le han puesto al frente de los filósofos árabes, a causa de su sutileza y su penetración. Su traducción de Aristóteles, aunque poco fiel, fue trasladada al latín y durante mucho tiempo no hemos tenido más que esta, aunque muy inexacta y hecha sobre otra en árabe aun mas incorrecta: los españoles la llevaron a Francia y de allí se esparció por toda la Europa. Tenemos también de estas obras: De natura orbis. De re medica. De theriaca, etc.

Averroes y sus discípulos llamaban con horrible blasfemia Religión imposible la religión cristiana, a causa del misterio de la Eucaristía, y decían ser la de los hebreos una Religión para muchachos, a causa de los muchos preceptos y de las observancias legales : añadía aquel filósofo ser la religión de los mahometanos como dedicada a los placeres de los sentidos, una Religión de puercos, y por ultimo exclamaba: “Moriatur anima mea marte philosophorun!”. Atendido todo esto, ya no debe parecer extraño que sosteniendo él esta doctrina se le escupiese en la cara a la puerta de la mezquita de Marruecos. Dícese que en su juventud, cometía de intento malas acciones para hacer creer que eran contra sus costumbres las críticas que pudieran o llegasen ¡i hacer de sus obras. Sin duda se arrepintió de ello después, porque en algunos versos dirigiéndose a Dios, dice: “porqué al nacer no me habéis dado una edad madura”. Su Comentario sobre Aristóteles fue impreso en Yenecia en 1495 en folio. La colección de sus obras tiene por título : “Collectaneorum de re medica, Sectiones tres“. La edición hecha en León de Francia, en 1557, y la de Venecia en 1522 en folio, son mucho más estimadas que la de esta última ciudad en 1590 de igual tamaño.

Fuente: Diccionario histórico o biografía universal. Tomo II. Barcelona 1830.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *