Olifante márfil-Fundación Lázaro Galdiano (Madrid)

Descripción catalográfica

Ofrece este ejemplar decoración de animales entre roleos, pero de un tipo menos “clásico” del habitual. Son animales burdamente trazados pero con gran imaginación para presentar una nueva tipología: Aguilas y leones, sirenas y osos, aves que semejan “dinosaurios” por sus gruesas colas, grifos y pájaros extraños. Hay dos arquetas, ambas de hueso, que repiten temas parecidos y con tratamiento muy similar (10006, 10007). Una de ellas en el Museo de Artes Aplicadas de Berlín, perteneció al Príncipe Leopoldo de Prusia, candidato que fue al trono de España tras la caída de Isabel II, el otro se halla en el Museo Arqueológico Nacional (52098), donde no está exhibido, aunque fue presentado en la Exposición de Barcelona, 1929, como “obra de arte románico” (nº 2222 de aquella Muestra). De él ofrecemos una fotografía. Resulta atípico este ejemplar tanto por su desvaído color, poco afín a los demás ejemplares, como por su decoración. Ciertamente los motivos vienen a ser los mismos de los olifantes amalfitanos del prototipo a (animales en roleos), pero ni la red que los recoge ni sus figuras son equivalentes. La serie de animales arriba seleccionados permiten obtener una idea de estas esenciales diferencias. Hay entre ellos seres habituales en las representaciones islámicas: grifos, harpías o sirenas griegas, leones, guepardos e incluso perros de caza. Otros como el águila no lo son tanto, aunque tampoco falten. La talla es de mayor profundidad que las amalfitanas a pesar del débil grosor del colmillo, algo contrahecho y que parece proceder de un elefante joven, posiblemente asiático. DOMINGUEZ PERELA, en su artículo citado, parece apuntar a un taller de situación incierta y a una cronología muy tardía, s. XIII-XIV que podría ser en parte considerada. No comparto, en cambio, su criterio de asimilar el modelo de esta decoración a la de los marfiles hispanos califales. Por mi parte me he inclinado a la producción suritálica por lo que respecta a las cajitas de hueso antes citadas, pero no puedo participar plenamente de la misma idea respecto de este ejemplar, por lo que sería necesario esperar a una valoración cronológica de laboratorio para buscar una aproximación. En cualquier caso, los olifantes fechados en el siglo XIII o XIV presentan muy escasa o ninguna decoración. Los ejemplares bizantinos o egipcios están claramente diferenciados. En todo caso, un cierto parecido en la traza del ejemplar que nos ocupa podría darse con el olifante llamado de San Huberto del Museo Crozatier de Puy en Velay (nº1433),11031, considerado suritálico de finales del s.XI, aunque algunos lo asimilan a cajitas de hueso germanas del s. XIII. (Angel Galán y Galindo en Marfiles medievales del Islám)

Antiguo Inventario

Olifante o cuerno de caza en marfil decorado en relieve, en tres zonas: una hacia la boca, compartida en cuadrados dentro de cada uno de los cuales van cuadrúpedos o águilas, alternando; otra, ancha, con círculos enlazados en pauta triangular en los que van arpías, aves y cuadrúpedos; y otra, hacia la embocadura, de círculos enfilados con cuadrúpedos y aves. Longitud en la cuerda, 450 mm. (CAMPS CAZORLA, Emilio 1949-1950) .

Ficha Museo

Ficha técnica:
Nº Inventario: 2577
Colección: MARFILES Y HUESO
Autor: (?)
Título: Olifante.
Cronología: X III- XIV ?
Escuela: Cordobesa (?) / Española (?)
Lugar de producción: Córdoba (?) / España (?)
Material: Marfil.
Técnica: Talla
Dimensiones: 45 cm.
Localización: GABINETE, Vitrina 21.4

Be Sociable, Share!

5 comments for “Olifante márfil-Fundación Lázaro Galdiano (Madrid)

  1. Paco Munoz
    21/05/2009 at 20:10

    A la hora de descargar la pieza he tenido en cuenta solamente el lugar de producción y la escuela. A lo peor no es correcto pero para eso están los expertos y si consideran que no debe figurar sólo por esa razón se elimina y ya está. Gracias.

  2. El tabernero
    21/05/2009 at 20:33

    El lugar de producción la convierte en originaria de Córdoba, yo creo que es correcto incluirlo.
    ¿Te pillaste el libro nooo pillín?

    • Paco Munoz
      22/05/2009 at 06:29

      No Tabernero, son de la Web de la Fundación Lázaro Galdiano. Hace muchos años posiblemente más de veinte, visité el Museo Lázaro Galdiano, y fue uno de los museos que más me ha impactado, es de una variedad impresionante, y en eso quizá radique su atractivo. La búsqueda de estos objetos en su base de datos me recordó ese momento. El emplazamiento era un caseron de la calle Serrano dónde se exhibe la colección privada de D. José Lázaro Galdiano(siglo XIX-XX), escritor y publicista que se fue cuando yo vine, el año de la explosión de Cádiz, y en el que murió el torero Manuel Rodríguez Sánchez. Y recomiendo a todo aquel que tenga un rato de lugar que lo visite. Por otro lado si tengo un libro estupendo -que está a la disposición del que lo necesite- pero de marfiles donde, entre muchos, figura un amplio trabajo sobre la arqueta de Abdamelic de 1004 -detallada en otro lugar de este museo virtual-, que dice está aún en el Tesoro de la Catedral de Pamplona. Dice el texto que la arqueta fue robada en 1935, en agosto, y luego apareció oculta o arrojada en unos zarzales de Barrioplano, pueblecito cercano a Pamplona, y un tal Ángel Insausti, la encontró y “se apresuró” a restituirla al Tesoro. Intentaré resumir en trabajo de la Arqueta esos datos de la misma, que puede que haya algunos interesantes. Luego -lástima que las fotografis sean en blanco y negro- existe otra arqueta sin inscripción que está en Londres (South Kensington) Museo Victoria y Alberto fechas en 1004/1005 que trataré de subirla.

  3. Lisistrata
    21/05/2009 at 20:51

    Preciosos grabados, pero me da pena que sean sobre marfil, es algo que nunca se debió de usar como objeto de joyería por la tragedia de los elefantes de donde proceden. En este caso porque es una joya del pasado, pero espero que el marfil sea un material que no se demande en ningún lado y así dejen de matar a estos fabulosos animales.

    Aprovecho para darte mi enhorabuena por todas las piezas que has subido Paco, bonita colección.

    • Paco Munoz
      22/05/2009 at 06:41

      Gracias Lisis

      A mi también me da pena, pero desde que el mundo es mundo y hasta que deje de serlo, el mayor depredador de él seguirá siéndolo, y mucho más doloroso y criminal es cuando depreda a su propia especie. Muestras desgraciadamente las tenemos a diario, y poco podemos hacer para evitarlo. Proptestar, salir a la calle -que no nos escuchan nunca, aunque nos oigan-. Ejemplos cercanos, las guerras de Irak y los asesinatos de Gaza, sobre las que aún, iluminados siguen -les debía de dar verguenza- manteniendo posturas que los principales -más listos- han abndonado ya tratando de justificar lo injustificable, e incluso esbozando tímidas disculpas, pero que estos tontos de labio casi leporino, siguen manteniendo con una corte de descerebrados detrás, que los endiosa. Me refiero al que no tiene nadie que recomendarle lo que debe beber y no beber, cuando conduce el coche, y al que con camisa azul y corbata negra hizo, en la universidad, campaña en contra de la Constitución del 78 y que ahora es el mayor constitucionalista de la historia, además de inútil. Esto no tiene nada que ver con el tema elefantes pero aprovechando que el Guadalquivir pasa por nuestra tierra… no tiene porque ser siempre el Pisuerga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *