El acontecimiento que desencadenó la Revuelta del Arrabal

El acontecimiento que desencadenó la Revuelta del Arrabal, según el Muqtabis II de Ibn Hayyān.
En 1999 apareció la edición facsímil del manuscrito del Muqtabis II, publicado por la Academia de la Historia. Especialmente interesante porque trata del incidente que ocasionó la terrible Revuelta del Arrabal de Sacunda que tan graves consecuencias tuvo en la capital de emirato y cuyos efectos se dejaron notar durante mucho tiempo hasta en lugares muy alejados de al-Andalus.
La traducción al castellano del párrafo es la siguiente:

El motivo de aquello fue que uno de aquellos soldados del sultán apostados en la puerta de su Alcázar y que eran mal vistos y odiados por el pueblo llevó una espada con herrumbre a uno de los espaderos del zoco para que se la bruñese y afilase por un precio que le pagó por adelantado, y pidiéndole que lo hiciese pronto. Pero el espadero se dilataba y se dilataba, y el soldado insistía una y otra vez en que se la acabase, quejándose de que tenía miedo de ser castigado por su superior cuando le hiciese pasar revista y no tuviese la espada. Pero el espadero seguía posponiéndolo, sin hacerle caso, hasta que el soldado le urgió para que fijase el fastidioso momento, bajo amenaza de que mataría al villano que intentase mofarse de él. Se enfureció el soldado con el espadero y le hizo entrar a empujones en su local, con golpes y gritos. El odio del espadero se encendió y se agitó lo peor que había en su espíritu, y no tuvo empacho en ir a buscar la espada a un rincón de su tienda y, sacándola de su vaina, dio con ella un golpe al soldado y lo mató.

La revuelta estalló con enorme violencia, fue reprimida con contundencia y crueldad, y tuvo las terribles consecuencias que en el mismo texto del Muqtabis se narran. Pero el suceso que fue la chispa que provocó tan gran desastre resulta ahora más claro y congruente.

Fuente: Anaquel de Estudios Árabes 2005, vol.16 pag. 219-225

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *