1901. Los Nabis de paseo por Córdoba (1ª parte)

Es posible que usted, estimada lectora o lector, no recuerde a estos tipos barbudos y un tanto exóticos paseando por las estrechas calles cordobesas. Ello puede ser debido a dos razones fundamentales: en primer lugar, a que usted no posee aún los ciento ocho años necesarios para alimentar dicho recuerdo; y en segundo lugar, a que usted aquel día no coincidió casualmente por las calles por las que transitaron estos auténticos genios de la pintura francesa: Bonnard, Voillard, Roussel, integrantes del grupo artístico Nabi, los autodenominados ‘profetas’ del nuevo rumbo que habría de tomar la pintura del siglo XX. (‘Nabi’ en hebreo significa ‘profeta’).

Bonnard. Vuillard dans une rue de Cordoue, son kodak sous le bras et devançant les frères Bibesco (1901). Musée dOrsay, París.

Bonnard. Vuillard dans une rue de Cordoue, son kodak sous le bras et devançant les frères Bibesco (1901). Musée d'Orsay, París.

Los Nabis son un grupo realmente extraordinario, ciertamente profético. Su ideario artístico busca la plasmación del sentimiento, de la emoción íntima a través del colores planos y yuxtapuestos, cada uno de los cuales representa un estado de ánimo y una idea diferente. Un paso más en la emancipación de la pintura con respecto a la tiranía del dibujo.

Paul Serusier pasa por ser el fundador del grupo, pero su nónima es riquísima, de primer nivel: el escultor Aristide Maillol, los pintores Puvis de Chavannes, Maurice Denis, Odilon Redon, Félix Valloton, Georges Lacombe, Édouard Vuillard, Pierre Bonnard, Ker-Xavier Roussel …

Precisamente estos tres últimos acompañados de los hermanos Bibesco, Antoine y Emmanuel, éste útlimo Príncipe de Rumanía, hiceron un provechoso viaje por España en 1901, recorriendo sus hitos más trascendentes. Y cómo no, Andalucía. No en vano el grupo Nabi tiene en lo exótico y en lo oriental uno de sus máximos intereses. Todo lo que tenga que ver con culturas alejadas y exóticas les servirá para inspirarse y crear nuevas obras. Y Córdoba les debió parecer a estos ilustres viajeros ciudad de paso obligado para alimentar dicha inspiración. Pocas ciudades del midi europeo deberían tener aún un aspecto más ‘exótico’ que aquella Córdoba que transitaba al siglo XX.

Pierre Bonnard

E. Bibesco. Roussel, Vuillard et Bonnard avec un enfant à Cordoue (1901). Musée dOrsay, París

E. Bibesco. Roussel, Vuillard et Bonnard avec un enfant à Cordoue (1901). Musée d'Orsay, París

Antonio Muñoz Molina lo describe así:
“Mirar algunos cuadros de Pierre Bonnard es como haber entrado en una habitación en la que parece que no hay nadie y de pronto se descubre con el rabillo del ojo una presencia inadvertida: alguien que estaba inmóvil en un rincón, o que en ese momento pasaba gatunamente delante de un espejo o por una puerta entornada; alguien, incluso, que podría ser un recuerdo, un fantasma incluido por la memoria en el espacio cotidiano donde la presencia real nunca estuvo; alguien que se ha marchado y sin embargo está muy cerca, una de esas figuras que se hacen más poderosas cuanto más definitiva es su ausencia. El propio Bonnard tiene algo de pasajero y de ausente. No fue una celebridad a la manera de Picasso o Dalí o Matisse pero tampoco un maldito al que pudiera atribuírsele una leyenda enaltecedora. No fue cubista, ni surrealista, ni abstracto. No hizo de sí mismo un personaje público. Poco a poco se fue alejando del París de las vanguardias y los manifiestos, y desde 1925 hasta el final de su vida vivió retirado en una modesta villa con jardín en las colinas de Cannes, en compañía de su mujer, Marthe, a la que había visto bajar de un tranvía en 1893 y de la que ya no se separó nunca”. [+]

Pierre Bonnard. Desnudo.

P. Bonnard. Desnudo.

E. Bibesco. Vue de Cordoue (1901). Musée dOrsay, París.

E. Bibesco. Vue de Cordoue (1901). Musée d'Orsay, París.

Continuará…

Be Sociable, Share!

16 comments for “1901. Los Nabis de paseo por Córdoba (1ª parte)

  1. Paco Munoz
    02/06/2009 at 00:48

    La calle de arriba parece Dr. la calle de los Judios, en dirección a la plaza de las Bulas. La otra es el patio de los naranjos. La del puente aún está sólo la mitad del arco. Por los años cincuenta en la casa donde están construyendo el edificio para Turismo, que fue hasta hace poco aparcamiento, se usó para los caballos de la Policia Local. Y una madrugada -no recuerdo exactamente el año- en la puerta más o menos del citado local, asesinó con una navaja, un sr. bajito que creo le decían el “Leji” a otro mucho más alto que habían estado de juerga en el “Cante Escuchao”, lo que después creo s llamó el Mesón de la Ribera. Para los habitantes de esa zona fue un acontecimiento el ir a ver la escena del crimen, sobre todo para los nenes y los menos nenes.

    Otro asesinato de la época fue el del gitano que le estaba pegando a la mujer en el Molino Martos, y un joven que paseaba con su novia le recriminó y el gitano lo apuñalo allí mismo.

    Y otro más curioso fue el que ejecutó un viejo que regaba los naranjos del patio de los naranjos, que en esa época vivía en el Asilo de las Hermanitas de los Pobres en la calle Buen pastor. Al pasar el viejo por una obra le cayó agua, se encaró con el albañil, este le pidió disculpas, pero el viejo seguía insultandolo, el albañil se bajó del andamio y el anciano lo acuchilló.

    Vaya salió la crónica negra de El Caso.

    • Dr. Mabuse
      02/06/2009 at 14:17

      Paco, cuando vi la primera foto pensé en la calle Encarnación, pero ya me haces dudar. Aún así, me da que no es la calle Judíos. El Consejo de Detectives Urbanísticos de la Calleja seguro que lo aclara. (Continuará…)

      • El tabernero
        02/06/2009 at 15:02

        Desde luego sería mitólogico que este movimiento con ese nombre tan hebreo se hubiera afotado mismamente ahí, claro que qué mejor escusa para gastar una foto de aquellas que eran tan caras.

  2. El tabernero
    02/06/2009 at 01:27

    Que interesante mabuse, te superas por días. Ahora es muy tarde, ya hablaremos de todo esto. He retocado y limpiado la foto para poderla apreciar mejor, mañana la subo.
    Yo creo que lo que lleva el barbudo debajo del brazo es esto:

    • Paco Munoz
      02/06/2009 at 06:25

      Tabernero

      Tengo una Kodak muy parecida a esa de la foto, era la cámara de mi padre. Fue utilizada para todas las fotografias de mi casa e infancia. Lo que no se ahora mismo donde está, posiblemente oxidada en cualquier caja de artilugios de la época.

      • El tabernero
        02/06/2009 at 14:15

        ¡A vé sibasé la der Bonard que se la afanó tu abuelo!
        En la foto se aprecia que la caja lleva unas letras impresas en grande.
        Miraaa a vé!!! 🙂
        Béndito tú que tienes cajas de artilugios de la época.

  3. Saqunda
    02/06/2009 at 13:17

    Que Bonnard y Vuillard estuvieron en Córdobaaaaa????? No me lo puedo creer!!!
    Por cierto, por si alguien puede satisfacer mi curiosidad mitómana ¿se sabe si Rilke se alojó en alguna pensión en Córdoba? Los lugares de Rilke en Ronda, Toledo o Sevilla los conozco, pero en Córdoba solo he leido de su visita a la mezquita y el encuentro con la perra.

  4. El tabernero
    02/06/2009 at 14:04

    En el Ojo tabernario podéis verla más grande. La he redefinido todo lo que me ha sido posible, ya a partir de aquí tié que sé er CSI de las Vegas.

    Respecto a la calle, a mí me recuerda también a Ambrosio de Morales dirección hacia el sur.
    Es ancha la calleja, y ese doble pavimento… posiblemente desaparecido, os habéis dado cuenta de que ya está viejo, o por lo menos como el que sigue existiendo en muchas calles de Córdoba todavía.
    O a lo mejor no es que este esté viejo, sino que el que todavía hoy usamos está nuevo, flamante más bien si lo comparamos con la vida de uno actual.

  5. Saqunda
    02/06/2009 at 16:36

    La calle me venía sonando a una postal antigua de Hauser y Menet, aunque en el caso de la postal, la foto está tomada desde donde está la pareja de pintores, grosso modo. ¿De qué calle se trata? La postal solo indica “una calle”. Yo creo que es la calle Céspedes mirando hacia el norte, es decir, los personajes se dirigen a la mezquita.

  6. Saqunda
    02/06/2009 at 16:41
  7. Saqunda
    02/06/2009 at 16:43

    Que no hay manera de insertar la foto… Bueno… Este es el enlace:

    • Lisistrata
      02/06/2009 at 16:54

      lo intenté yo, pero se ve q tp saqunda, lo siento. vuelvo a poner el enlace y ya vendrá Luis a desfacer entuertos.

      saludos >:0]

    • El tabernero
      03/06/2009 at 16:19

      Veamos, Saqunda y Lisistrata, responderme a esta pregunta:
      Cuando estáis registradas y acabáis de escribir un comentario ¿no os sale junto a la fecha del comentario la palabra editar entre paréntesis?

  8. Saqunda
    02/06/2009 at 18:27

    Lisis, gracias de todas formas. Me tendré que conformar con el enlace, con lo chulas que quedan las fotos en los comentarios…
    http://www.flickr.com/photos/saqunda/3589382688/

  9. Lisistrata
    02/06/2009 at 22:02

    La foto es gentileza de Saqunda

    calle de Córdoba

    jejjeje, quesque tengo la cabeza mu dura Saqunda, pero lo conseguí. El fallo está en q se copiaba link de la dirección de la página y no, hay q picar encima de la afoto y en botón derecho ratón elegir “copiar URL de imagen”, eso es to, eso es to, eso es tootooodoooo amiga! y gracias por la foto postal, es muy bonita >;o]

  10. Dr. Mabuse
    02/06/2009 at 22:48

    Peaso afoto!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *